sábado, diciembre 04, 2010

Mi opinión del cablegate

Trataré de ser lo más breve y concreto posible en esto. Mi opinión sobre el cablegate es muy simple y tal vez decepcione a los que me pidieron un comentario. En primer lugar me parece que hasta ahora no hemos visto nada muy fuera de lo normal. Es decir, los cables que con cuentagotas los diarios beneficiarios de wikileaks han dado a conocer nos están revelando lo que constituye el trabajo cotidiano de una embajada: recopilar información a través de fuentes diversas (medios, conversaciones con funcionarios, analistas, etc.) y transmitirla a su cancillería. Hasta ahora wikileaks no nos reveló algo equivalente a lo que casi cuarenta años atrás fue el involucramiento de la CIA en la desestabilización de Allende. Si a través de wikileaks nos enteráramos que alguna agencia del gobierno norteamericano estuvo involucrada en un intento fallido de golpe o alguna conspiración, o alguna cosa de ese estilo, bueno, eso sería realmente escandaloso y sería también valioso. De este tipo de operaciones, los cables sólo incluyen, como bien remarcó Tokatlián en un programa de TV, el espionaje sobre funcionarios de la ONU. En lo demás, no hay nada de escandaloso o embarazoso para Estados Unidos. En todo caso, acá los que pagan el pato son los que sirvieron de fuente. Es como si de pronto alguien sacara a la luz las fuentes confidenciales de las que disponen periodistas super informados como Pagni o Verbitsky.

En segundo lugar, no creo que esto impacte seriamente las relaciones de Estados Unidos con otros países. La agenda que Estados Unidos tiene con Alemania o Francia va más allá de si algún funcionario de la embajada respectiva piensa que Merkel es de teflón o que Sarkozy se cree omnipotente. De vuelta, no es que nos hemos enterado que la CIA coopera con la oposición a Merkel o que estuvieron involucrados en intentos de hacer caer un gobierno. Los cables HASTA AHORA difundidos sólo contienen apreciaciones de funcionarios de la embajada sobre funcionarios y dirigentes de los países en los que están destinados, y opiniones de sus fuentes.

En tercer lugar, sí me parece que es un golpe duro a Estados Unidos, tal vez más profundo de lo que uno imagina. La información ha sido siempre un activo muy valioso en política internacional. Hoy lo es más que nunca. Que a la aun principal potencia le hagan semejante agujero es una profunda señal de debilidad. Uno se pregunta ¿habrán tenido los norteamericanos semejantes filtraciones durante la Guerra Fría? Cuesta pensar que la respuesta sea sí. Encima, se sospecha que la fuente de las filtraciones es un chiquilín de 23 años que se pavonea diciendo que mientras grababa los documentos escuchaba canciones de Lady Gaga. De algún modo, esto me hace acordar a aquel jovencito aleman que a fines de los 80 aterrizó un avión en plena Plaza Roja de Moscú haciendo evidente las brechas que en materia de seguridad aérea tenía la URSS.

Finalmente me surge una pregunta: ¿cuál es la agenda de Julian Assange? El tipo pide alegremente la renuncia de Hillary Clinton. ¿En base a qué? Él ni siquiera es ciudadano norteamericano. La administración de Obama es definitivamente mejor a cualquiera de sus alternativas en los Estados Unidos, más allá de que los votantes no lo hayan pensado así en las últimas elecciones de mediados de término. Si Assange piensa que realmente está favoreciendo la transparencia con su mezquino intento de desestabilizar a una administración políticamente liberal, se equivoca de cabo a rabo. Pasto para las fieras del Tea Party. Si Assange quiere realmente favorecer la transparencia que filtre documentos de China. La democracia es definitivamente un sistema muy generoso y debemos alegrarnos que así sea..

1 Comments:

Blogger mimí Aus said...

pues a mi si me gusta el análisis,

de hecho me parece acertada la comparación con lo acontecido en la Plaza Roja, algo que no fue pensado como lo que fue, antes de hacerlo; o quizás algo que muy 'ilusamente' creyó Assange que iba a hacer o lograr con esto. Obviamente que lo que no quieren que se sepa, no sé si nunca-nunca se va a saber; pero será más difícil que se sepa. Otros acontecimientos como el hackeo al Pentágono habían demostrado alguna vulnerabilidad del hegemón; también me parece innecesario, peor por dar de comer al Tea Party...
puede ser que esto sea HASTA AHORA y en cualquier momento los 'cables' sean más reveladores o más peligrosos.(aunque no creo vengan a revelar cosas que no suponemos)
saludos Zabalita!

3:21 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

a href="http://easyhitcounters.com/stats.php?site=zabalita" target="_top">Free Website Counter
Free Counter