jueves, noviembre 25, 2010

Balance (y perspectiva)

Fin de año es una buena oportunidad para hacer balances y para pensar en los proyectos para el año que viene. Esperemos que los líderes de los distintos espacios que se arrogan el nombre de oposición lo hagan y puedan el año que viene mostrar algo un poco más alentador que lo que deja el 2010. Porque seamos honestos, la performance de la oposición ha sido poco menos que horrible durante 2010. La raíz de esta penosa performance está paradójicamente en la derrota de Néstor Kirchner en junio de 2009. Los referentes del espacio opositor creyeron que el kirchnerismo no tendría chances en 2011, que la situación económica del año 2009 duraría hasta 2011, que tenían un cheque en blanco de la opinión pública y que lo único que faltaba era definir quien se quedaba con el premio mayor en octubre de 2011. La verdad es que no se si creyeron eso o no, pero actuaron como si realmente fuera eso lo que tenían en la cabeza. Y así les fue...Se cierra el año y lo único que pudo hacer la oposición fue sancionar una ley, que si bien responde a un legítimo reclamo, fue más bien una acción imprudente, propia de quien se sabe sin chances de gobernar. El resto es bastante magro. Kirchner fue hasta su hora final, infinitamente más inteligente que cualquiera de los que están enfrente, sabiendo como navegar en el medio de la tormenta. Tantas veces lo hemos criticado desde acá, pero eso no implica desconocerle su habilidad a la hora de operar. Del otro lado no hubo quien estuviera a su altura. Y su muerte parece haberle regalado como última ofrenda cuatro años más a su viuda, y encima con un peronismo que pareciera encaminarse a una reunificación.

Falta un año y eso es bastante tiempo en política suelo escuchar. Sip, es cierto. Pero ya veo que como viene la mano, cuando llegue marzo no faltaran los pelotudos que digan "faltan seis meses y eso en política, y sobre todo en la Argentina es mucho tiempo". Hoy por hoy con inseguridad y con una inflación que tal vez para los estándares de la gente de más de 40 sea poca cosa, pero que el contexto de un mundo de baja inflación y con una generación educada en la estabilidad de precios es bastante elevada, el kirchnerismo tiene todas las chances de ganar. ¿Puede cambiar este panorama? Puede, no lo negamos. Pero con lo que hay del otro lado, se ve difícil. No vamos a entrar en el debate de "y si ganan otros, ¿cómo van a gobernar?". Si el contexto internacional sigue tan favorable a veces pienso que daría lo mismo calzarle nuevamente la banda a Chupete o a un Babuino (aun no me decido sobre quién lo haría mejor!) y nos iría bien (soy honesto: le pongo mis fichas al babuino a pesar de las quejas de los primates). Antes que plantearnos entonces si "otros" pueden gobernar, tal vez debamos zanjar la cuestión de si otros pueden ganar, dado que de otro modo estaríamos poniendo el carro delante de los caballos.

Y los otros más bien parecen estar apostando a perder...En teoría de Relaciones Internacionales tenemos el dilema de las ganancias relativas según el cual la cooperación entre estados es rara o escasa, por más que sea beneficiosa, debido a que antes que pensar en las ganancias absolutas, las partes se preocupan en cuanto ganan en relación a los demás. Y con las oposiciones pasa un poco eso. En el difunto ACyS esto es evidente. Los radicales, que increíblemente hasta el 27 de octubre 9.15 Am tenían chances muy serias de volver a la Rosada (con un tipo calzándose la banda y no para visitar el museo) se están sacando los ojos de manera poco comprensible, brindando un lamentable espectáculo. Elisa Carrió es claro que ha decidido nuevamente apostar por la vía testimonial, esto es, erigirse en el custodio moral de la política argentina para de este modo sostener una intransigencia al estilo de Alem (sólo que el suicidio en este caso será político y nuevamente Carrió podrá musitar para sí -parafraseando a Kant- 'hágase justicia, aunque haga mierda a mi partido'). Sí, Carrió quiere perder para quedar como la referente del antikirchnerismo de los próximos cuatro años. El peronismo disidente va camino a ser sólo peronismo con excepción de: una provincia que tal vez pida la secesión y cumpla el sueño de ser 'otro país', del ex senador a cargo de la presidencia en 2002-2003 y de la mesa nomeacuerdo el número de Necochea. Paso de opinar sobre lo que el "Pagni del Kirchnerismo" ha denominado microemprendimientos.

El otro tema de la oposición son sus figuras. Cobos y Alfonsin, más allá de las diferencias y sin negarles méritos a ambos, son ejemplos de poca virtud compensada con mucha fortuna. Macri y de Narváez son demasiado consultordependientes. Son malos actores con libretistas razonables, pero es claro que no llevan la actuación en la sangre, es decir, no son actores de raza. Lo que natura no les dio no hay Durán Barba o J.J. Rendón que pueda prestárselo. Hasta no parece claro el motivo por el que hacen política. El cuento de la vocación de servicio estamos grandes para comprarlo. Plata tienen, nunca necesitaron de cargos para hacer negocios con o sin el estado...

Pino me cae simpático y si bien no lo votaría ni con dos litros de vodka encima, no me disgustaría verlo como Jefe de Gobierno de C.A.B.A, así la paleo-izquierda aprende a gobernar como ocurrión en Brasil con el PT que hoy es lo que es gracias a varios años de experiencia de gestión a nivel municipal.

No me interesa en lo más mínimo una gran coalición que junte a todos los que nombre para enfrentar al kirchnerismo. Sería horrible eso aparte de impracticable. Pero si sería interesante verlos abocarse con seriedad a la construcción de alternativas de gobierno. Radicales con socialistas, GEN y la esquiva CC. Macri con la derecha peronista para que no nos falte la candidatura neopopulista en clave conservadora en 2011. Y con candidatos que no parezcan de reality show. Es mucho pedir, pero bue...Si no, serán otros cuatro años más y tal vez, clonazepam mediante, no sea tan terrible...

7 Comments:

Anonymous Anónimo said...

Zabalita:
Gracias por la inyección de ánimo. Decí que por culpa de la inflación tuve que cambiar el mango y el gatillo de la pistola por comida si no ya me hubiese pegado un tiro...

A todo esto, ¿pensás que mi amigo el cabezón se termine bajando de la candidatura que piensa lanzar ahora en diciembre?

Un abrazo peronista,

8:55 a. m.  
Blogger mimí Aus said...

una lástima todo esto, veremos si 6 meses es mucho o no, me parece que era 27 del 10, saludos

2:23 a. m.  
Anonymous manuel said...

Muero por leer tu opinión de WikiLeaks. No pienso para nada como vos pero como profesor de RRII tu grositud sólo es superada por la de F.C.

11:09 p. m.  
Blogger Plaza vacía said...

Muchas cosas por decir:

Primero felicitarte por lograr concentrar tanto en un renglón:
“Y su muerte parece haberle regalado como última ofrenda cuatro años más a su viuda”

Segundo siempre pensé lo mismo de Carrió. Se candidatea a presidente, aún sabiendo que va a perder, divide al radicalismo y además polariza la elección sacándole votos de centro derecha al justicialismo. Yo creo que por el bien de la patria tendría que dejar de postularse. Pero tal cual, ella no quiere dejar de ser la “referente” del antikirchnerismo.

Opino igual que Manuel en cuanto a tu “grositud” y también espero con ansias tu post respecto a WikiLeaks.

9:24 a. m.  
Blogger Plaza vacía said...

Este comentario ha sido eliminado por el autor.

9:25 a. m.  
Blogger Zabalita said...

Manuel, Plaza Vacía, gracias por las flores. En breve va un comentario sobre el cablegate

8:02 p. m.  
Blogger mimí Aus said...

el Tribuno ya posteó su opinión sobre el cablegate, la pueden ver más arriba!

2:17 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home

a href="http://easyhitcounters.com/stats.php?site=zabalita" target="_top">Free Website Counter
Free Counter